Candidato a región Amazonas Gilmer Horna Corrales no culminó el colegio.

gilmer horna hoja de vidaMientras el Gobierno Regional de Amazonas viene poniendo énfasis el tema educativo y realizando una agresiva campaña para que los jóvenes culminen su secundaria y tengan mejores oportunidades, la página web del Jurado Nacional de Elecciones, da cuenta que Gilmer Horna Corrales, tiene como una de sus principales carencias el no contar con estudios superiores, no tener profesión, ni mucho menos haber culminado la secundaria completa, sin precisar hasta que año del colegio estudió.

Los cuestionamientos más duros se leen en las redes sociales, donde los cibernautas señalan: “¿Cómo una persona que no estudió ninguna carrera profesional pretende dirigir una región?”  “Qué termine primero el colegio y luego postule, no todo es dinero, hay que estudiar” “De ser elegido sin tener preparación firmará todo lo que “sus asesores” le pongan adelante”, entre otros más comentarios.

Debemos considerar que para ser candidato a ser autoridad regional, los requisitos que exige la ley son: Ser peruano, acreditar residencia efectiva en la circunscripción en que postula, estar inscrito en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) con domicilio en la circunscripción para la que postula, ser mayor de edad, para presidente y vicepresidente ser mayor de 25 años, y estos requisitos el candidato lo cumple.

Pero no todos los mensajes referidos a su hoja de vida cuestionaron el no haber concluido la secundaria, hubieron algunos que señalaron: “Eso es discriminación, aprendamos a respetar a las personas que de su ignorancia siempre aprendemos mucho” “El señor Horna está diciendo la verdad, pudiendo haber comprado certificados o títulos para decir que es profesional, pero no lo hizo” “GH corazón”, entre otros apasionados mensajes.

El que tiene doctorado, es licenciado, bachiller, con estudios técnicos, vendedor, empresario, con secundaria, con primaria, etc. cualquiera puede llegar a ser autoridad local, regional y nacional, que sólo lo podrá conseguir con el voto popular, y que luego esté con su medalla o banda de autoridad, es nuestra decisión.