Familias de las zonas altas de Apurímac recibieron “casitas calientes”

El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) entregó este viernes un total de 138 “casitas calientes” a igual número de familias de tres centros poblados, ubicados en zonas altoandinas del distrito de Progreso, provincia de Grau, en el departamento de Apurímac.

En el centro poblado Picosayhuas se entregaron 52 viviendas térmicas, mientras que en San Fernando y Sihuycancha se benefició en conjunto a 86 familias, con una inversión total de más de S/ 2 millones.

Las también llamadas ‘casitas calientes’ fueron acondicionadas con tecnología apropiada para la geografía nacional por el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) del Midis, en el marco del Proyecto “Mi Abrigo” del Plan Multisectorial contra Heladas y Friaje 2019, que se ejecuta en zonas altoandinas por encima de los 3500 m.s.n.m., para proteger de las bajas temperaturas principalmente a niñas, niños y adultos mayores.

El Midis viene acondicionando en total 4055 viviendas térmicas en once regiones del país. Solamente en Apurímac, se tiene previsto acondicionar en este año 460 “casitas calientes”, con un monto de inversión de S/ 8.7 millones.

Julio Escalante, jefe la Unidad Territorial (JUT) de Foncodes en Apurímac, fue el encargado de entregar las viviendas a las familias. En cada uno de los actos también estuvieron presentes Walter Gonzáles, subprefecto distrital, y Manuel Ccoyure, alcalde del distrito de Progreso.

El alcalde Ccoyure destacó el trabajo articulado entre el gobierno nacional, regional y local; así como el esfuerzo desplegado por los núcleos ejecutores -integrados por los propios pobladores- que dan como resultado la implementación de viviendas térmicas que ayudarán a mejorar la calidad de vida de las comunidades y preservar las capacidades económico – productivas de las familias en temporada de friaje.

“Antes mi casita era de adobe, con el piso de tierra y hacía demasiado frío. Ahora estoy muy feliz porque tenemos calor en las noches”, dijo Teresa Gómez Ochoa, pobladora de Picosayhuas y usuaria del Programa Juntos del Midis, quien vive desde hace poco en una vivienda térmica junto a sus tres hijas, Damaris (14), Luz (11) y Flor (8 meses).

En tanto, en el centro poblado San Fernando, Rosita Pinares Quispe, de 40 años, refirió que en su nueva casa térmica sus hijos ya no se enferman por las bajas temperaturas. “Ahora dormimos calientitos. Mi esposo, Raúl Huañahuai Flores, y yo estamos muy agradecidos”, sostuvo la señora Rosita madre de 4 hijos.

Las “casitas calientes” utilizan la tecnología de muro Trombe, consistente en una pared orientada al sol que permite conservar el calor diurno gracias a planchas de policarbonato. Cada vivienda cuenta con doble puerta, cielo raso, piso machihembrado, tubos de filtración de calor y cocinas mejoradas. Con ese acondicionamiento se logra elevar en las noches la temperatura interior entre 8 a 10 grados centígrados, con lo cual se mitigan los efectos de las heladas y se evitan enfermedades bronquiales.

#ESFERARADIO