Glatzer Tuesta: “Keiko no tendrá autoridad para luchar contra nada” 

Glatzer Tuesta 2El periodista Glatzer Tuesta le abrió las puertas de su casa a La República para recordar lo que fue el fujimorismo en los años noventa y para hablar sobre la candidata Keiko Fujimori y su entorno. Asume que, moralmente, con todos los vínculos negativos que tiene, a Keiko le sería difícil gobernar en el próximo quinquenio.

¿Cree que vuelven o volverán los años noventa?

Con PPK lo que probablemente vamos a tener son ‘pulpines’ en las calles, pero con (Keiko) Fujimori, podríamos volver a tener lo de La Cantuta. Esa es la diferencia.

¿Qué significó para usted el régimen fujimorista?

La ruptura no solo del orden institucional, que fue lo principal. Fujimori instaló un modelo económico sin instituciones y un populismo que buscaba adhesión. Tomó los medios de comunicación y manejó absolutamente todas las instituciones, generó un ambiente propicio para el plan que tenía, que era quedarse por mucho tiempo. Keiko Fujimori hasta el 2012 avalaba y decía que gracias al golpe del 5 de abril es que todos podemos estar en democracia, pero hoy podemos estar en democracia porque logramos que se cayera el régimen de su padre.

¿Y de verdad se corre el riesgo de ser un narcoestado?

En el caso del fujimorismo hay varios indicios que apuntan a que, por lo menos, hay un entorno de Keiko que ha estado vinculado a situaciones que pueden asemejarse bastante bien al crimen organizado, al lavado de activos, al narcotráfico. Si uno empieza a ver cuál es el vínculo por el que la DEA investiga a Joaquín Ramírez, te das cuenta de que hay un capo de narcotráfico por ahí.

Con todo eso, y con todos los indicios de vínculos con el narcotráfico, lavado, ¿qué pasaría si ella es elegida?

No va a tener autoridad para luchar con absolutamente nada. ¿Van a poder ellos luchar contra la corrupción, si tienen el antecedente de Cecilia Chacón? ¿Van a luchar contra el narcotráfico si han encontrado droga en los almacenes de Kenji? No hay manera de que puedan hacerlo. ¿Traerá a sus tíos?

Ese es un tema del que ella ha tratado de no hablar…

Vive en la casa de su tía prófuga y no paga por la casa. Montesinos dijo que le daba plata. Ella tiene una memoria selectiva; pero no se acuerda de que fue primera dama.

Aluden que era muy joven

Hay que recordarle que en esa época los universitarios que marchaban en esa época tenían la misma edad de ella. Ella acaba de cumplir 41 años, más o menos de mi edad, yo marchaba en esa época estando en la universidad. Cómo puede ser que quienes estábamos afuera nos diéramos cuenta y ella que estaba adentro, no. No hay manera.

¿Siente que ella ha estado ocultando a sus principales voceros de acuerdo a sus errores?

Sí, pero digamos que esa gente cuanto más cerca del poder se siente, empieza también a sacar la cabeza por la puerta del clóset.

Fuente: La República