Hospitales de Amazonas presentan deficiencias para atender a pacientes por COVID 19

La Contraloría General de la República supervisó tres hospitales de la región Amazonas para contribuir a garantizar la atención adecuada y oportuna, en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento, a los pacientes afectados por el COVID-19, así como a la población general.

Las visitas de inspección, como parte del Control Integral de Emergencia Sanitaria COVID-19 dispuesto por la entidad, fueron realizadas por la Gerencia Regional de Control Amazonas en los hospitales Gustavo Lannata Lujan (Bagua), María Auxiliadora (Rodríguez de Mendoza) y Virgen de Fátima (Chachapoyas).

Se advirtió que dichos nosocomios no cuentan con profesionales de la salud necesarios y suficientes para atender a la población afectada, por lo cual se ha recomendado a las autoridades correspondientes a adoptar las medidas preventivas y correctivas, ante la urgencia que la región requiere.

Se evidenció, además, que los profesionales de salud a cargo de la atención exclusiva de pacientes COVID-19 no cuentan con todos los equipos de protección personal recomendados por el Ministerio de Salud, poniendo en riesgo la salud del personal médico y de los pacientes, incrementando la posibilidad de contagio. Asimismo, no cuentan con la cantidad necesaria de pruebas rápidas para descarte de contagio.

Dichos establecimientos de salud no han culminado con la implementación de las áreas de atención para personas infectadas, y los ambientes utilizados carecen de sistemas para eliminar los efectos contaminantes de virus y bacterias dentro de un cuarto, generando el riesgo de transmisión aérea.

Así mismo, se evidenció la falta de equipamiento biomédico en los hospitales, los mismos que, de acuerdo a la Norma Técnica de Salud Nº 110-MINSA/DGIEM-V.01 “Infraestructura y Equipamiento de los Establecimientos de Salud del Segundo Nivel de Atención”, no serían ni los mínimos indispensables, generando el riesgo en la oportuna atención a usuarios del servicio.

En el Hospital de Apoyo II –1 Gustavo Lannata Lujan, los auditores advirtieron que por su categoría no cuenta con unidad de cuidados intensivos. Sin embargo, se le asignó un ventilador volumétrico mecánico adulto pediátrico que no se encuentra en funcionamiento por no contar con personal especializado en activarlo, limitando de esta manera su uso a los pacientes que lo requieran.

Mientras que en los hospitales Gustavo Lannata Lujan y María Auxiliadora cuentan cada uno con una sola ambulancia operativa; no obstante, éstas no se encuentran acondicionadas para el transporte asistido y exclusivo de pacientes confirmados o sospechosos sintomáticos de COVID -19.

Los informes de Orientación de Oficio fueron oportunamente remitidos a los titulares de las entidades para que se adopten las medidas preventivas y correctivas que correspondan.

Más:

Durante el período del operativo, que fue del 21 a 24 de abril, se visitaron 97 establecimientos de salud de los más de 200 hospitales asignados a los casos de COVID-19, los cuales están adscritos al Ministerio de Salud (14), EsSalud (32), Fuerzas Armadas (3), Policía Nacional (2) y Gobiernos Regionales (46). Para cada hospital se emitieron los respectivos informes de control y en ellos se pudo evidenciar que:

La emergencia sanitaria ha provocado una reducción de casi 30% en la capacidad de profesionales de la salud en los establecimientos de salud visitados, es decir que, en promedio, atienden con el 74% de sus médicos, así como el 76% de sus enfermeras (os) y el 72% de sus técnicos (as).

Durante el operativo, los auditores contabilizaron un total de 656 camas en las UCI para pacientes con COVID-19, de las cuales 445 estaban ocupadas. Además, se comprobó la existencia de 632 ventiladores mecánicos operativos, de los cuales 453 estaban ocupados.

Tomando en cuenta estas cifras, existen 211 camas UCI COVID libres a la fecha de la visita y 179 ventiladores mecánicos libres, por lo que hay un déficit de 32 ventiladores mecánicos para cubrir la totalidad de camas UCI COVID registradas en el operativo.

Sin embargo, también se detectó que 80 ventiladores mecánicos estaban inoperativos y cincuenta (50) de ellos está en hospitales adscritos a los Gobiernos Regionales.

ACCIONES

Todos los hechos identificados por la Contraloría fueron notificados en informes de orientación de oficio dirigidos a los responsables de cada establecimiento de salud, así como a instancias superiores del sector como son Ministerio de Salud, Essalud, PNP, FFAA y Gobiernos Regionales, con la finalidad de que se adopten, de manera prioritaria, las acciones que permitan revertir estos hechos que ponen en riesgo los servicios de salud, que son prioritarios en la actual coyuntura de emergencia sanitaria.

La Contraloría continuará supervisando y vigilando que estos hechos sean superados de manera adecuada, y posteriormente se realizarán servicios de control posterior para determinar si las situaciones adversas fueron corregidas y determinar responsabilidades en caso de no haberse corregido.

#ESFERARADIO