Marcha contra violadores coincidió con pedido de cadena perpetua para Edward Sánchez

Luego de la cruenta muerte que encontró la niña Jimena de 11 años de edad, víctima César Alva Mendoza, el llamado “Monstruo de la bicicleta”, se ha desatado una serie de acciones de la sociedad civil, exigiendo la pena de muerte para los violadores. La semana pasada no solo en Lima, sino en otras ciudades del país, la protesta social se hizo sentir en plazas y calles.

En Chachapoyas, región Amazonas, la denominada: “Marcha por la justicia, seguridad y paz para nuestros hijos” movilizó a niños, jóvenes, padres, y en su mayoría a madres de familia, que salieron a las calles  con carteles en mano exigiendo que en nuestro país se implemente la pena de muerte para los violadores.

“Meterse con los más indefensos, no tiene perdón, los fiscales y jueces, tienen que ser drásticos, ya que la sociedad, no va permitir que este tipo de personas, donde se comprueba el delito, sean favorecidas con penas benignas, debe darse el máximo castigo, como cadena perpetua, hasta cuando se pueda aprobar la pena de muerte en nuestro país” señaló Buerly Canta, impulsora del marcha en nuestra ciudad.

Coincidentemente, esta marcha se produce cuando el Dr. Silverio Ñope Qosco, presidente de la Junta de Fiscales de Amazonas, dio a conocer que el Ministerio Público solicitó la cadena perpetua para Edward Sánchez Rodríguez, en un caso tan sonado en Amazonas, acusado contra la libertad sexual, en la modalidad de violación sexual de varias menores de edad, cuyas identidades son reservadas.

Por lo que la movilización, que llegó también a la sede del Poder Judicial, exigió a los jueces ejecutar esta acusación fiscal de cadena perpetua, realizado por un colegiado, en un caso que debido a su gravedad, fue considerado emblemático por el Ministerio Público.

#PASANDOREVISTA