Miguel Castro revela más aportantes falsos para la campaña de Keiko Fujimori

El congresista por Amazonas Miguel Antonio Castro Grández, reveló haber declarado ante el fiscal José Domingo Pérez durante 26 horas, para proteger a su familia, igual que Rolando Reátegui.  “Decidí ser testigo protegido por el riesgo que corría mi familia”, así señaló el congresista fujimorista, anoche (05/11/18) en el programa “Beto a Saber” de ATV, siendo el segundo integrante de la bancada de Fuerza Popular que acepta asumir esa condición de informante en la investigación por el Caso Cócteles. El primero fue, y con el mismo argumento, el congresista Rolando Reátegui.

Castro Grández, dio a conocer también que consiguió dos personas pudientes de su entorno social: Marcos Iván Loayza Vásquez y Eduardo Pereyra Cúneo, quienes fueron citados a su oficina en Canaval y Moreyra en San Isidro, sumando así más aportantes falsos a Fuerza 2011, ahora llamado Fuerza Popular, para la campaña de Keiko Fujimori.

“No soy un criminal, no hay acciones criminales. Es una situación complicada. Si dentro de un proceso tengo que asumir una responsabilidad, la asumiré defendiendo, como todo peruano, mis derechos” señaló.

Con la manifestación del nuevo testigo protegido se confirma la hipótesis del fiscal José Domingo Pérez sobre el origen del dinero que Jorge Yoshiyama Sasaki lavó mediante una red de falsos aportantes. Provenía de su tío carnal Jaime Yoshiyama Tanaka, señalado por el exfuncionario de Odebrecht Jorge Barata como la persona a la que entregó 1 millón de dólares en efectivo para financiar la campaña de Keiko Fujimori en 2011. Las piezas de la trama fujimorista encajan.

#PASANDOREVISTA