Mujer acusada de quedarse con más de 7 mil, es liberada por la PNP de manos de la Ronda Campesina.

Edwin Mayta Tafur joven universitario de la UNTRM denunció a una mujer de las iniciales T.M.R.CH que le debería un promedio de 7 mil soles, ante la Ronda Campesina base Pedro Castro Alva, que, tras ser notificada según sus procedimientos, y hacer caso omiso a las audiencias de aclaración de los hechos, fue captura por los ronderos y conducida a su Sala de Audiencias en la Urb. Santa Rosa carretera al aeropuerto de Chachapoyas, región Amazonas. En el preciso momento en que solicitaban sus declaraciones, llegó el esposo de la mujer con un contingente policial acompañados por personal fiscal, quienes se impusieron, liberaron a la mujer y llevaron detenidos a dos ronderos.

El joven universitario indignado, señaló que la mujer le pidió prestado ese monto de dinero (7 mil soles) hace varios años, que denunció el hecho como corresponde en la justicia, que lamentablemente archivo el caso y nunca alcanzó justicia por diversas argucias legales de los demandados. Por ello acudió con todos los documentos probatorios a la Ronda Campesina de Pedro Castro Alva en busca de justicia y recuperar su dinero.

Por su parte los ronderos exigen la liberación de sus colegas y piden se respete su institucionalidad, su plena autonomía y el desarrollo del artículo 149º de la Constitución Política que determina una jurisdicción especial a las Rondas Campesinas dentro del espacio territorial en que se desenvuelven, y que debe contar con el apoyo necesario del Poder Judicial y de las autoridades nacionales.

A la fecha, y de manera silenciosa la Ronda Campesina de Pedro Castro Alva ha resuelto varios casos, entre ellos los más comunes, deudas de dinero y robos, siendo sin duda más efectivos que la justicia ordinaria.

“Nosotros administramos justicia, escuchando a ambas partes, sancionando a los culpables de los hechos o de los delitos cometidos pero basados en el imperio del respeto a la autoridad y de una sanción que sirva de ejemplo, buscando quien ha cometido el hecho o delito se reinserte a su propia comunidad, aceptando su culpa, restituyendo el daño causado o cumpliendo tareas de servicio a la comunidad y de esta manera lograr crear una sanción pública y una conciencia colectiva a fin de evitar un nuevo daño” señaló el presidente de las Rondas Campesinas de Pedro Castro Alva.

#PASANDOREVISTA