Mujeres fumadoras exponen a sus bebés a 7 mil sustancias tóxicas en la gestación.

De manera consciente, o en algunos casos por desconocimiento, las mujeres que fuman durante el embarazo exponen al bebé que llevan en su vientre a 7 mil sustancias tóxicas que pueden afectar, de manera severa, el desarrollo y crecimiento del futuro bebé.

El doctor Juan Carlos Orellano Pino, gineco-obstetra del Policlínico Pablo Bermúdez, perteneció a la Red Hospitalaria Edgardo Rebagliati, advirtió a las gestantes que uno de los riesgos más elevados es el de muerte súbita del lactante o mortalidad perinatal.

“El humo del cigarrillo contiene 7 mil sustancias tóxicas que ponen en riesgo y pueden afectar de manera severa, en cualquier etapa de la gestación, el desarrollo intrauterino y el crecimiento del feto”, explicó.

Agregó que “el tabaquismo está relacionado con un gran número de patologías obstétricas neonatales y de desarrollo, que pueden provocar desprendimiento de placenta, placenta previa, embarazo ectópico, aborto espontáneo, parto prematuro, bajo peso al nacer, menor talla o menor circunferencia craneana y de tórax”.

Alertó, en este sentido, que “el fumar está asociado a problemas de aprendizaje, comportamiento u obesidad en el futuro del bebé. Y, en lo inmediato, las gestantes tardarán en poder amamantar a sus bebés. De hacerlo, será por muy poco tiempo”.

El especialista remarcó que, “aunque el feto no está expuesto directamente al humo del cigarrillo, las concentraciones de nicotina y otros componentes del mismo en mujeres que fuman durante el embarazo lo exponen a los mismos riesgos a los que está expuesto un fumador activo.

El doctor Orellano Pino expresó su preocupación por el hecho de que, aunque en líneas generales el consumo de cigarrillos ha descendido, las mujeres que caen en esta adicción se inician desde muy temprana edad, lo que eleva más los riesgos a los que expondría al futuro bebé en el caso de quedar embarazadas.

#PASANDOREVISTA