Nostalgia ante el siniestro !!

Nos despedimos con muchas emociones encontradas, reconociendo el gran valor de nuestros jóvenes ciudadanos voluntarios del Ejército Peruano y los ciudadanos voluntarios de la CIA de Bomberos Higos Urco, que sin escatimar esfuerzos y exponiendo sus vidas no dudaron en ponerse de lado de nuestra Huaca Madre: KUÉLAP, nuestra montaña hermosa, para proteger lo único que nos queda la VIDA.

Tengo mucha nostalgia por la pérdida de la diversidad de especies que tenía nuestros cerros. Cuando era niña subía y bajaba jugando debajo de los huarangos y molles, mirando a las vizcachas, a las ardillitas saltar de rama en rama, diversas aves como el pichucho, los picaflores, los guarda caballos, la luisa, pájaro carpintero, lechuzas, serpientes de diferentes colores, canchules, zorrillos, venados, mariposas monarcas, grillos, saltamontes, leñadores, abejas, avispas, dones, alacranes, escarabajos de diferentes colores, ya ni se diga de las diversas plantas de uso medicinal como la higrilla, la taya, pie de perro, penca sávila, variedad de tunas, mis favoritos wicundos que son bromelias de diferentes colores, penca azul, penca blanca, Zarzamora, Ajenjo, diente de León, laurel, yerba Santa, tabaco, poleo, ortigas, etc.

Lo más trágico e irreversible se ha quemado nuestra Huaca de Tílulo, Ucsul, la Barreta, Rapalín, la roca madre de KUÉLAP.  Hacemos un llamado a los entes del Estado para que inmediato se instale medidas correctivas para evitar repetir este siniestro. Requerimos que se forme un equipo de brigadistas en Tingo con jóvenes nuestros, un protocolo de seguridad ambiental, así mismo que la Policía de Montaña funcione en Tingo, sensibilización permanente a todo nivel. DESDE EL TINKUY agradecemos a todos por su solidaridad y que Dios les conceda en abundancia todo tipo de bendiciones !!!

Por: Hildergard Cisneros