Según Contraloría, en el 2013 el GOREA no realizó una rendición “Limpia”

JOSE ARISTAUna herramienta contable del Estado para detectar presuntos actos de corrupción es la auditoría de los estados financieros de una muestra de entidades, entre ellas las regiones. Este año la Contraloría General de la República eligió 13 regiones y lo que encontró es más que preocupante: ni una obtuvo una rendición ‘limpia’ de sus cuentas de ingresos y gastos del 2013.

“Se analizaron 13 gobiernos regionales y 61 gobiernos locales. El resultado relevante es que el 100% de las regiones auditadas presentó problemas, y en el 72% de esos municipios ocurre lo mismo”, advirtió Óscar Núñez del Arco, gerente de Auditoría Financiera y de Sistema de la contraloría.

Esto evidenciaría un problema de rendición de cuentas claras y precisa, así como una deficiente supervisión de los entes rectores funcionales del Poder Ejecutivo, señaló la entidad. Vale precisar que una auditoría con dictamen “limpio” refleja que los estados financieros están presentados de acuerdo con los principios de contabilidad aplicables. Por el contrario, los que concluyen con “salvedades”, “abstención de opinión” y “adversos” están caracterizados por no ofrecer data transparente.

Las regiones no ‘limpias’ son Callao, Piura, San Martín, Amazonas, Áncash, Arequipa, Ayacucho, Lima provincias, Huancavelica, Huánuco, Junín, Lambayeque y Moquegua. La contraloría también auditó los estados financieros de 228 entidades (incluidos ministerios, universidades públicas, empresas, entre otros), de las cuales el 57,4% obtuvo “salvedades” y “abstenciones”.

Este dato, sumado al de las regiones y municipios, refleja no solo que los problemas de gestión pública que enfrentamos son graves, sino que también están peligrosamente generalizados. En tanto, al auditarse la información presupuestal se observa que en el 2013 no se llegaron a ejecutar S/.34 mil millones, lo que significa el 17,5% de la ejecución de ingresos en el sector público.

‘SHOCK’ ANTICORRUPCIÓN

Al desmenuzar la auditoría financiera, Núñez del Arco dijo que en general en las entidades no hay un control de activos fijos, de la propiedad de equipos, ni de las obras en curso. “Todo eso refleja lo que hoy vemos [casos de corrupción en regiones y municipios]. Para revertir ello se ha lanzado un ‘shock’ anticorrupción a fin de dotar de auditores a las entidades de control”, añadió.

Indicó además que ayudaría mucho que el pleno del Congreso elimine la prisión suspendida y fije que sea efectiva para los funcionarios envueltos en casos de corrupción.