Coronavirus no es una gripe …Es un INFIERNO

El Dr. Gianni Zampino de 46 años, en forma enfática y desesperada dice “Todos dicen que se trata de una normal gripe, pero os puedo asegurar que no lo es en absoluto. El virus se ha metido en mi y de mis vías respiratorias. Yo tenía una vida tranquila y me ha cambiado totalmente.

El Dr. Zampino es un especialista que trabajaba en un hospital donde atendían pacientes con el COVID 19, y tal como lo manifiesta, al inicio todo parecía que era un afección, con un trastorno de las vías respiratorias, con la diferencia de que había fiebre alta, dolor de garganta, malestar general, dolor de cabeza intenso, dolores en los músculos y tos seca.

Posiblemente al inicio no tenían las medidas de precaución para evitar un contagio, como mucho de los médicos lo hacemos, cuando atendemos pacientes con tuberculosis, con infecciones gastro entéricas, como la tifoidea, enfermedades de los riñones, y un sin número de enfermedades que llegan a los servicios de emergencia y a los consultorios externos.

Los médicos nos creemos inmunes y que estamos protegidos para no contraer ninguna patología, sin darnos cuenta que somos hombres de carne y hueso, con todas las debilidades que aquejan a nuestros pacientes.

El Dr. Angollo Babassori, es un médico intensivista que trabaja en las Unidades de Cuidados Intensivos, de 53 años, con muchos años de experiencia, que según manifiesta su escenario de acción es el lugar donde además de pasar visita el galeno con sus asistentes y sus enfermeras, también pasa con ellos la MUERTE y todo el tiempo tienen que fajarse para que no se lleve a sus pacientes.

De repente comenzó con malestar general, fiebre de 40 grados, dolores en los músculos, tos seca, sudoración y dolor de garganta y en cuestión de horas empezó a tener dificultad respiratoria a respirar a razón de 45 a 50 respiraciones por minuto, siendo normal de 15 a 20, le tuvieron que entubar y colocarlo u respirador artificial mecánico con oxígeno a razón de 70 litros. Lo peor de todo contagió a su esposa a su hijo mayor, a sus dos gemelas y a su último hijo.

Pongo como testimonio verídico de pacientes médicos, que manifiestan lo horrible que es sentirse enfermos con este virus maldito. Ellos opinan que la sensación de falta de aires es como si alguien les tapa la boca y tienen que aspirar en forma desesperada aire, que no llega a los pulmones los cuales suenan como si serían máquinas que asierran madera.
Ambos cuentan que perdieron el conocimiento y que no había forma de atenderlos aun cuando pertenecían al equipo de médicos del hospital, porque los médicos no se dan abasto, con la gran cantidad de pacientes enfermos con el COVID 19, maldito coronavirus y no hay respiradores mecánicos.

Hoy día, en Lima, han fallecido los tres primeros pacientes con el coronavirus, uno un coronel en situación de retiro en el Hospital de la Fuerza Aérea, paciente de 77 años, internado en la Unidad de Cuidados Intensivos, otro señor de 69 años que falleció en su domicilio y que no fue atendido en un hospital de EsSalud, a donde llegó derivado por un médico de la Marina, con síntomas evidentes de coronavirus, con resultado positivo de sus análisis y que vino de Europa, hace menos de una semana, lo cual significa un descuido en la atención del médico que lo atendió y lo envío a su domicilio y el otro fallecido también el día de hoy en el hospital Dos de Mayo es un paciente obeso de 47 años.

El Dr. Ciro Marquina, médico peruano, infectólogo, de gran prestigio internacional, acaba de declarar ante la periodista Milagros Leyva, que posiblemente el tiempo de aislamiento que el Gobierno ha declarado por 15 días va a ser probablemente INSUFICIENTE, y que lo ideal debería de ser de CUATRO SEMANAS, y esto en vista del gran grado de irresponsabilidad de nuestro pueblo, porque no se está cumpliendo en forma estricta el aislamiento en nuestros domicilios.

Seguimos siendo los peruanos que no damos importancia cuando la desgracia no nos toca a nuestros hogares y mientras no nos ponen mano dura nos importa un comino cumplir con la Ley.

Ayer en forma totalmente ignorante y con frases abusivas y ofensivas contestaban a un periodista que les decía a los individuos que campantemente se encontraban descansando en las bancas de la plaza de armas de un distrito cercano a Lima, que a ellos no les importaba nada si se enfermaban, porque total por el SIS el gobierno tenía que atenderlos, y que esta prohibición de que la gente no salga de su casa era una cortina de humo de las autoridades para tapar la corrupción y que el ejecutivo lo que quería tender un manto de miedo con el pueblo para que la gente se asuste, pero que estaban seguros que nada era cierto.

Por la Televisión y las estaciones de radio se escucha que hay muchos comerciantes inescrupulosos y delincuentes en el buen sentido de la palabra que están aprovechando esta situación real y grave que está pasando nuestro País, para elevar los precios de los alimentos y de los útiles de higiene, a ellos que les caiga todo el peso de la Ley. La municipalidad debe hacer cumplir que todo aquel que vende un producto tiene la obligación de extender una Boleta o una Factura y no es porque el consumidor los solicita. Los que hacen caso omiso a esto están incumpliendo la Ley.

Esta gente inhumana desordenada e indisciplinada, sin embargo está recibiendo el trato que los merece por las autoridades del orden. Ayer en la noche la policía encontró a un sinvergüenza que se puso malcriado y que no acataba las órdenes, lo agarraron, lo enmarrocaron y le llevaron a la comisaría, de igual manera hicieron con una señora que a las 10 de la noche salió a botar su basura a media cuadra de su casa, también la llevaron a la comisaría por no haberlo hecho frente a su domicilio, a pesar de la protesta de los vecinos.

Por eso tampoco perdonen a los deportistas que juegan cachito ni al dueño de la cancha. Guárdenlos para que aprendan y respeten a las ordenanzas. ¡¡¡ Palo con ellos Coronel !!!

Estas medidas tienen que ser cumplidas y no perdonar a nadie que infrinja la Ley o los decretos en bien de la comunidad y para cuidado de nuestra población.

Es tiempo que la gente respete la autoridad y el uniforme que nos da la Patria y que con orgullo vestimos, sacrificando nuestro bienestar, poniendo en peligro nuestras vidas y muchas veces lejos de nuestras familias que se quedan desamparadas.

Pido perdón a mi gente por algunas frases desafortunadas, pero es que la situación lo exige y lo justifica en un momento tan grave como el que estamos viviendo y ojalá que Dios que siempre nos mira con misericordia las cosas vuelvan a la tranquilidad.

Después de mi catarsis os ruego y pido por Amor de Dios que se cumpla en forma fehaciente con los decretos que está dando el Gobierno.
Hagamos conscientemente la cuarentena, cumplamos el aislamiento riguroso. Lavemos nuestras manos con jabón que se lava la ropa, con bastante espuma, cuando menos por 20 segundos. No usemos toallas de tela, sin no hay de papel, que nuestras manos se sequen solas.

Nada de darse las manos, abrazos ni besos. No se toquen la cara, la boca, la nariz ni los ojos

La distancia para conversar con nuestros amigos y aún con nuestros familiares debe ser de 1 metro 50 centímetros o dos metros.
Cuando entren a su casa dejen los zapatos en la puerta y póngase una sandalias para dentro de la casa y lo ideal que se cambien de ropa, porque en la ropa viene el virus.

Conversen con sus familiares, conservando la distancia o por teléfono o por vídeo conferencia.
No vean muchas noticias de las mismas cosas por televisión o por mensajes de radio.

Recen y oren a Dios, pidan por nuestra salud, por nuestra gente y por el mundo entero.
¡¡¡ HUMILLÉMONOS ANTE DIOS Y RECONOZCAMOS NUESTRA HUMILDAD Y TENGAMOS LA CERTEZA DE QUE ÉL, NUNCA NOS VA A ABANDONAR, PORQUE ÉL ES AMOR, AMOR DIVINO ¡!!

Pastillita para el Alma 19 – 03 – 2020

Jorge REINA Noriega / AYÚDAME AYUDAR
[email protected] / 999 048 355