Los candidatos y sus propuestas respecto al “Relleno Sanitario” de Chachapoyas

Por: Carlos Canelo Dávila.

Antes de entrar a comentar muy brevemente las propuestas de los candidatos quiero citar algunas definiciones. Según el Decreto Legislativo N° 1278 un Relleno Sanitario, (Una infraestructura de disposición final) es la “Instalación destinada a la disposición sanitaria y ambientalmente segura de los residuos sólidos en la superficie o bajo tierra, basados en los principios y métodos de la ingeniería sanitaria y ambiental”. Como entre Huancas y Chachapoyas la generación de residuos urbanos no es mayor a 50 toneladas diarias, corresponde diseñar un relleno sanitario semi-mecanizado (lo dice la norma).

En otros países, a los rellenos sanitarios con sus diversos matices de diseño y operación se les denomina biorellenos, vertederos sostenibles o vertederos bioreactores.

Para el caso de Chachapoyas la propuesta del MINAM es la de construir un relleno sanitario semi-aeróbico (Método Fukuoka) más una caseta de reaprovechamiento en donde se producirá abono y se realizará en un “nivel piloto” “reciclaje” de plásticos, papel, etc.

Respecto a las propuestas de los candidatos respecto al proyecto de Chachapoyas, algunos han dicho que lo van a reformular (usando distintas expresiones) y reubicar, incluso han mencionado que ya no construirán un relleno sanitario y que en su reemplazo construirán una planta de tratamiento y reaprovechamiento.

Al respecto, considero que el redimensionamiento y reformulación del proyecto si es necesario (dicho en términos entendibles), pues al momento de su elaboración algunos sectores poblacionales de la ciudad no existían por ejemplo y algunos aspectos no fueron contemplados, y respecto a la reubicación del relleno sanitario, es conveniente que los candidatos nos precisen en qué lugar, pues la propuesta de construcción del relleno sanitario por ejemplo en Huancas – que está cerca al aeropuerto – implicaría contar con la opinión favorable de la Dirección General de Aeronáutica Civil (sin perjuicio de las autorizaciones ambientales y requisitos) mediante un “Estudio de Riesgo de Seguridad Operacional” que demuestre que la operación de dicho relleno sanitario no constituirá peligro alguno para las operaciones de las aeronaves, por la presencia por ejemplo de aves. Vean por favor la foto adjunta que es bastante didáctica.

En la propuesta inicial de selección de sitio en el año 2010, se consideró a Pencapampa, pero la Municipalidad no consideró esta alternativa; sin embargo ¿Estarán de acuerdo los pobladores de esta zona que allí se construya un relleno sanitario?

Se ha dicho que se cambiará la tecnología del relleno sanitario por una planta de tratamiento y reaprovechamiento, sin embargo, del total de residuos sólidos municipales que se recolecta siempre hay un porcentaje que es basura (que no se puede reaprovechar ni reciclar, ejm: pañales, papel higiénico, residuos no separados correctamente, etc.) y que si o si deben colocarse en un relleno sanitario o ser tratados por otras tecnologías; pero…si bien es verdad que existen tecnologías alternativas a los rellenos sanitarios como incineración, oxidación térmica, vitrificación, biodrying, gasificación, tratamiento biológico-mecánico, arco de plasma, por lodos anaeróbicos, autoclavado y también existen equipos como trituradores, mezcladoras, separadores magnéticos, incineradores, equipo de pirolisis y de tratamiento de combustión, sistemas de secado, máquinas de reciclado, etc.

Estas tecnologías y máquinas son del altísimo costo, cuya operación y mantenimiento requiere de personal especializado que sin temor a equivocarme no podría ser pagado por cada vecino de Chachapoyas y Huancas.
Toda tecnología que existe tiene ventajas y desventajas, ninguna es perfecta y cada una de ellas debe ser analizada a nuestra realidad desde nuestro pequeño volumen de generación de residuos, la percepción de la población, capacidad técnica y económica entre otras dimensiones.
En caso se elabore otro proyecto, los residuos no pueden disponerse en otro lugar “provisional”, bajo fórmulas de emergencia u otras similares, pues es justo la provisionalidad y falta de autorizaciones lo que constituye un delito ambiental, pues así se generaría otro pasivo ambiental más de contaminación.

Finalmente considero que la gestión integral sostenible de residuos urbanos no es un tema de sólo elegir donde se realizará la disposición final, sino que representa un reto organizacional, ambiental, social, de recursos humanos y económicos, de educación y responsabilidad (Ver foto adjunta). Por ello convocar y concertar con TODOS los actores de nuestra población es crucial, a fin que la tecnología, los estudios ambientales y la consulta ciudadana se hagan de manera objetiva y realista con la finalidad que el gobierno municipal se mantenga o cambie por una mejor decisión viable y allí seguro todos tendremos mucho que decir.

Si crees que esta información es útil, te pediría que por favor la compartas para información de nuestra población. Gracias.