Mi región es como un carro moderno, pero sin manual de instrucciones. 

Por: Percy Zuta Castillo

Siempre lo diré: Las políticas ya existen, pero lo que no existe es una guía o manual para lograr metas y objetivos, concretos y con resultados óptimos. El estado mediante sus gobiernos regionales y locales como el nuestro, no incentiva la generación de una economía privada. Todos estamos esperando recibir algo del estado, es decir todos nos hemos vuelto dependientes del sector público. Los únicos responsables son las autoridades, por mal acostumbrar y callar a la población, nos pagan hasta una fiesta social o costumbrista… Mal hacemos al pensar, que solo las autoridades atienden las necesidades y no entendemos que solo nos traen retraso como sociedad.

Primero: Nos quejamos sobre carencia de profesionales, pero este existe, en calidad y en cantidad, gracias a las oportunidades de estudio que nos brinda nuestra universidad. El que un ingeniero, un contador, un abogado, un técnico, etc, no encuentre un trabajo acorde a sus conocimientos, es porque en nuestra sociedad no se genera las oportunidades necesarias. En los últimos años, el sector publico AMPARA un indicador alto de trabajadores que no cumple con los requisitos en el puesto, y lo más lamentable es que, carecemos de conocimiento sobre los trabajos que desempeñamos, pero más aún en el buen trato al usuario. ¿Por el mismo hecho que no se contempla a plenitud del por qué?  o para qué? existe el sector Público.

Segundo: Quiero tocar como ejemplo en mi ciudad sin el ánimo de ofender. EL TAXI: No me refiero a la canción, si no; al servicio de taxi que en su mayoría usamos para tapar necesidades económicas, lo cual no es malo, pero lo que no nos damos cuenta, es que estamos chocando y generando un caos, en la informalidad que, por el incremento del servicio, hace que disminuya los ingresos de los que realmente se dedican a trasladar personas. Lo mismo pasa en las empresas consultoras y ejecutoras, estas ser crean por montón para el servicio de autoridades que gozan con el título de desconocedores totales. Las autoridades distritales prefieren usar a estas empresas porque sale más a cuenta que contratar a alguien de calidad, sin importar la deficiencia que se genera en los resultados. Pero también esta las empresas de las mismas autoridades que por tener el poder, generan la necesidad y ellos mismos atienden con la ejecución.

Tercero: El Turismo: Tenemos un chorreo de flujo de turistas rentables, de esos que dan ingresos y son necesarios para incrementar y formalizar el empleo. En los últimos años a nuestros visitantes solo los vemos pasar ante nuestros ojos a visitar los atractivos que tenemos, movilizados por agencias de Tarapoto, Chiclayo y Cajamarca. A lo mejor las ferias, los pasacalles, semanas turísticas, no son rentables ni tan beneficioso que digamos, si partimos que el 90% es inversión del estado y no privado.

Creo que, en cantidad de recursos o atractivos, nadie nos gana, pero permitimos que nuestros limitantes sean más. Los índices de competitividad en los 5 indicadores que incluye: 1. Nuestra economía, 2. Instalación de empresas, 3. Políticas de Gobierno, 4. Ejecución en Infraestructura y 5. Calidad de vida de las personas, son resultados que tiene las dos caras de una moneda. Por un lado, es un mal perjudicial para intentar acercar a los grandes inversionistas privados, por otro lado, tiene como resultado la compasión del gobierno para seguir brindándonos sus programas sociales, esperando que el estado nos de todo lo que necesitamos para vivir.

Hago propio el argumento resumido al decir: Nuestra región es como un hijo que hace años cumplió la mayoría de edad y cree que el papa gobierno tiene la obligación de seguir manteniéndolo. Un hijo donde cree que su independencia depende del día en que sus padres se vayan de su casa, craso error porque justamente estos argumentos vienen en el discurso de candidatos en estas elecciones.

Si no enfocamos desarrollo con impulso a nuestra principal economía como es la agricultura, ganadería y el turismo dentro de los principales, seguiremos congelados en un indicador negativo que no aporta nada a nuestro país, solo a los bolsillos de unos cuantos que se hacen millonarios de noche a la mañana con el dinero de todos los peruanos.

Un aprendiz de 80 años.