¿Qué significa el Raymillaqta?

A pocos días del inicio de la XXIV Semana Turística, cuya actividad central es el Raymillaqta de los Chachapoya, muchas reacciones se evidencian, desde la apatía y falta de promoción de los organizadores, hasta el pronunciamiento de opinólogos que piensan que la cultura es negocio y no compromiso para revalorar lo nuestro, en tanto, los medios de comunicación; que están llamados a realizar una adecuada educación no formal, poco o nada hacen para promocionar nuestra cultura como expresión viva de nuestro sentimiento en ésta nuestra patria que nos vio nacer.

Todos nos preparamos; unos para procurar actividades de impacto y de repercusión nacional e internacional en favor del turismo, otros para ser parte de cada una de las actividades y otros organizando sus estrategias de negocio para ganar más dinero; pero ¿Es esto en realidad lo que pensó Carlos Burga Oyarce cuando dio origen al Raymillaqta?

Luego de 24 años no vemos que nuestras autoridades hayan propuesto políticas de preservación y conservación de los diferentes componentes de nuestra cultura; Kuelap qué es nuestro principal icono está que se cae a pedazos. La Jalca Grande que en su momento fue enarbolada como la capital folklórica de la región Amazonas está olvidada a su suerte. Huancas, único distrito alfarero de la región, no tiene el impacto que merece. Tenemos el Museo Leymebamba que es un libro abierto para el conocimiento de nuestro legado, no tiene la difusión asertiva entre los hijos de Amazonas; entonces que significa el Raymillaqta si no tenemos una idea de desarrollo cultural.

Necesitamos levantar nuestra voz para hacer de la Semana Turística, una oportunidad de promoción para nuestros pueblos, que nuestros visitantes conozcan nuestra cultura, esa cultura viva expresada en nuestra gastronomía, vestimentas típicas, actividades agrícolas, religiosas y costumbristas que al son de una antara, una flauta o una banda de músicos hacen que el pueblo baile y cante con orgullo aquel devenir histórico qué por cientos de años nos lo han pretendido desaparecer, nuestro pasado será nuestro presente y futuro si con propiedad reconocemos que somos herederos de los Chachapoya. La conquista Inca y Colonial sólo significa la interrupción de un desarrollo autónomo, sin embargo, es una correcta combinación que nos hace únicos, en esta perspectiva el Raymillaqta de los Chachapoya, debe significar eso: mirar y valorar el pasado, compromiso presente y visión de futuro de una cultura que aún tiene mucho que aportar al mundo del conocimiento y de la cultura en el escenario nacional e internacional.

Por: Eladio Saucedo Santillán / Opinión

#ESFERARADIO