Déjennos con este lindo sueño rojo y blanco

Hace 36 años que Perú no iba a un Mundial y 44 años que no llegábamos a una final de copa en fútbol como selección peruana. ¡Déjennos celebrar esta alegría!, es único en nuestras vidas. Somos una generación que nunca ha vivido esta bella historia futbolera, somos una generación que ha visto a nuestro país desplomarse social y económicamente, pero seguimos adelante gracias al esfuerzo de todos.

Hay gente que NO les gusta el fútbol, respetamos su postura, pero no salgan a decir que estamos “adormecidos” o que el fútbol es el “atraso” y otras cosas, NO POR FAVOR. Soy una analista de la realidad peruana y desde hace años, dicto clases sobre realidad peruana, y no me vengan a decir que el fútbol es “atraso”, “adormecimiento” o “subdesarrollo”. Nuestras pobrezas, nuestras crisis económicas generacionales, nuestra violencia política de los 80 y 90, nuestra inseguridad de cada día, los niños anémicos o desnutridos, los derrames de petróleo en nuestros ríos, la corrupción generalizada, NO se debe al “adormecimiento” o “atraso” que supuestamente el fútbol produce.

No señores, todos estos problemas se deben a la carencia de una verdadera práctica política en el país desde hace décadas, se deben a la ausencia de un planeamiento estratégico del país por nuestros gestores, NO ES CULPA DEL FÚTBOL. Somos un país que hace años venimos atravesando esos problemas, y el fútbol de nuestra selección en las últimas décadas, estuvo abajo, en el hoyo; como el Perú siempre ha venido estando.

Estuvo el fútbol peruano en lo más hondo, no le dimos importancia y nuestros problemas siempre persistieron allí. Hoy nuestro fútbol está haciendo historia (aunque no ganemos la Copa América), ya hicimos historia; pero siempre los problemas del Perú, esos que venimos acarreando de hace décadas, siempre están y estarán allí si es que no tenemos buenos políticos y mejores autoridades.

Hoy estamos viviendo días gloriosos de nuestra camiseta blanquirroja, de un líder argentino que reúne a unos muchachos de buen pie y construye un PLAN ESTRATÉGICO para hacernos gozar de alegría, para hacernos sentir que somos peruanos como Grau y Bolognesi, para construir en base al fútbol una nacionalidad que tanto ansiaba el historiador Basadre, aunque sea por unos minutos.

Este domingo, jugando una final, finaliza ese recorrido histórico de nuestra selección que nadie lo imaginaba, de ese estratega flaco y melenudo con esos “muchachos de pueblo” y de buen driblin; y estarán allí nuestros problemas individuales y colectivos de cada día. La blanquirroja no tiene la culpa que las autoridades y políticos se aprovechen para hacer anti política, para mover sus redes maléficas en favor de los pocos y en contra de la mayoría, y somos conscientes de ello.

[email protected], así como los respetamos por no gustarles el fútbol, déjennos seguir soñando y no involucren al fútbol de nuestra selección con los problemas particulares o colectivos que tengamos como personas o sociedad; eso no lo solucionarán los jugadores o el entrenador, eso lo solucionaran nuestros políticos, autoridades, gestores, funcionarios y nosotros mismos. El fútbol NO es “adormecimiento”, “subdesarrollo” o “atraso”, es un conductor por excelencia de amor al país y constructor de nacionalidad, lo estamos viviendo la mayoría que nos gusta el fútbol. Eso apréndanlo muchachos. NOSOTROS SEGUIMOS SOÑANDO CON ESTA LINDA HISTORIA.

Por: Elmer Antonio Torrejón Pizarro