Odebrecht y el nacimiento de la verdadera política

La empresa Odebrecht y su maquinaria de corrupción llamada “Lava Jato”, se está convirtiendo en la tumba de esta paupérrima clase política peruana y de los que siempre han movido la economía: “los empresarios intocables”. Los Pseudo Políticos (nunca hicieron POLÍTICA en el Perú) de los últimos 30 años, los “peces grandes, medianos y pequeños”, tienen ya su camino hacia la extinción. Esta es la oportunidad de construir la práctica de la verdadera POLÍTICA en el Perú.

Nosotros, los que NO llevamos en los bolsillos la corrupción de las últimas décadas, los que no estamos manchados por está “podrida política peruana”, estamos prestos para apoyar y facilitar la construcción de esa nueva y verdadera Política. Se vienen NUEVOS TIEMPOS para el país, nuevos tiempos para las personas que creemos que la POLÍTICA nunca se ha practicado en el Perú.

El “cementerio” llamado Odebrecht ha levantado las banderas de esperanza en el país. La revolución política implica justamente el amanecer de una nueva clase política que tanto ansiamos y necesitamos.

¡No más Pseudopolítica que se arrima en su bastón llamado corrupción!, ¡No más coimas ni robo generalizado en el país que se esconde en funcionarios que destruyen al Estado!, ¡No más repartijas de dinero maquilladas en obras sociales!, ¡No más diezmos, no mas millones que alimentan los bolsillos de esta podredumbre clase política, y dejan con hambre de esperanzas al pueblo! ¡No más esta farsa de democracia que se esconde en los cerca de 7 mil millones de dólares robados a nuestro país, en beneficio de una ilegítima pléyade de políticos y empresas corruptas!

Estamos aquí los nuevos constructores de POLÍTICA. Desde nuestros espacios nacionales, regionales y locales participaremos de alguna manera en el SERVICIO POLÍTICO al país. Esta es la oportunidad de “enterrar” el pasado político que nos ha retrasado para el desarrollo y crecimiento; que nos ha robado dinero de obras y proyectos para llenar sus bolsillos, que nos ha quitado millones de soles, millones de sueños, millones de esperanzas, millones de vidas.

Hoy más que nunca vemos que nuestra clase política y empresarial han hecho de nuestro país un botín para llevar riquezas a sus bolsillos. No se salvan ni las derechas ni las izquierdas; aquellos que vivían durmiendo sobre almohadas de plumas de ganso, junto a una piscina, disfrutando las “coimas” de Odebrecht, hoy están durmiendo bajo los fríos barrotes de una cárcel, compartiendo un baño fétido con otros reos que quitaron el pan de la boca a un niño pobre para llevarse un banquete con el dinero de los peruanos.

Odebrecht se ha convertido hoy en día, en la tumba de esta clase política y empresarial ¡O nos quedamos sentados de rodillas viendo como los Pseudo Políticos y los malos empresarios devoran lo que con esfuerzo producimos y se justifican con un cinismo descomunal, o hacemos POLÍTICA que enseñe al pueblo el valor del servicio al Estado por parte de una nueva clase de VERDADEROS POLÍTICOS!

Por: Elmer Antonio Torrejón Pizarro