Elecciones y decepciones en Amazonas

Por: Mirbel Epiquién /

Empieza una nueva gestión del Gobierno Regional en Amazonas, aunque en un sentido práctico diríamos que regresa. Sin embargo es necesario tener un balance general y rápido de lo que acaba de pasar en nuestra región y lo que esperamos para los próximos 4 años.

Lo primero que debemos comentar es que entre el ausentismo (que es una forma de protesta) más los votos nulos y los blancos se alcanza un 46.5% de los electores hábiles para Amazonas, si lo comparamos con lo que obtuvo Fuerza Amazonense, el 29.8%, y Sentimiento Amazonense con el 23.7% de los electores hábiles, podemos afirmar que en Amazonas ganó el voto de protesta, la mitad de los Amazonenses no quería más GH pero tampoco una gestión de poco brillo como la que representaba Fuerza Amazonense.

En distintas conversaciones con paisanos y amigos antes de la segunda vuelta comentábamos la penosa situación a la que se había llegado; elegir entre la continuidad de una gestión manchada por la incapacidad gerencial y la investigación penal por narcotráfico y en la otra orilla una gestión recordada por sus actos de corrupción. Triste manera de llegar al bicentenario en una región de destacados personajes de la cultura y la política. Pero como diría un resignado colega; es lo que hay.

Lo segundo que merece comentarse es que en los siguientes cuatro años no se espera mayor sorpresa salvo el hecho de que se cortó la viada a don GH, que todos saben cuál es su verdadero oficio y beneficio pero que pocos se atreven a decirlo, sobre todo porque la economía de escala de sus negocios le llega a buena cantidad de influentes paisanos. En fin, decíamos que no se espera mucho de don Altamirano, y no porque no tenga experiencia en el manejo de recursos públicos, porque vaya que los tiene, sino solo revisemos algunas noticias de su gestión anterior, sino porque en el aparato del Estado el desarrollo de un proyecto, desde la concepción de la idea hasta la ejecución del mismo puede demorar más que el periodo de gobierno. Es por ello que si el Gobernador de Amazonas no cuenta con un equipo proactivo, ejecutivo y creativo solo lo veremos inaugurando el enripiado de algunas carreteras distritales.

Con ello llego a mi tercer punto y me pregunto; ¿quién logrará el cambio en Amazonas?, pues estoy convencido que su propia gente; sus productores organizados, sus emprendedores y empresarios visionarios, sus estudiantes progresistas, sus trabajadores honestos. Lo que ha llevado a una nación o una región a dejar sus estado catatónico y miserable han sido sus liderazgos comprometidos y su gente emprendedora, y cuando ellos no se encuentran en sus gobernantes toca encontrarlos en el mismo pueblo, el 46,5 % de los electores hábiles en últimas elecciones así lo han manifestado.

Por: Mirbel Epiquién