Lobo, Cordero o Telaraña

Ante la sorpresa de propios y extraños, hace algunos días vimos a quien denominará el Ministerio Público, el ex ministro del interior y el Poder Judicial de Amazonas como el presunto cabecilla de la banda criminal los Ilegales de Amazonas, abogado Douglas Rojas, se decía que la banda tenía en su poder la astronómica suma de 185 millones de dólares producto de sus tropelías, sustentadas esencialmente en el despojo de terrenos y su posterior comercialización, ciertamente, el estado peruano movilizó a cerca de 600 policías, al ministro del interior, al fiscal supremo de crimen organizado, al jefe de la policía de crimen organizado y a 42 fiscales, todo esto sucedió los primeros días de octubre del año pasado según relata en entrevista Douglas Rojas.

Lo cierto es que ante la sorpresa de los vecinos del jirón Amazonas, y muy cerca de  la Plaza Mayor, está de vuelta el ya famoso y temido, jefe de los Ilegales de Amazonas, que el 5 de noviembre fue intervenido por la Policía especializada, como señala el referido abogado, cuando salía a comprar el pan de cada día para la familia, pero el abogado Douglas Rojas tenía una garantía constitucional, un habeas corpus, que dejaba sin efecto la prisión preventiva decretada por el juez de crimen organizado a pedido del MP Amazonense, pero como antaño, como en el caso de Telesup y como en los diversos casos de Rodolfo Orellana este recurso fue tramitado en lima, para ser más exacto en el opulento distrito de la Molina, también es cierto que este trámite se puede efectuar a lo largo del Perú entero, pero llama a suspicacia recurrir a otra jurisdicción extraña a los sucesos para hacer valer tus derechos.

Sin embargo, Douglas Rojas señaló en la entrevista a Esfera Radio, que el mismo presidente de la Corte Suprema aduce que Amazonas tiene un poder judicial cuánto menos cuestionable. Establezcamos igualmente que este habeas corpus no lo extrae de la acción de la justicia al referido abogado, solo suspende la prisión preventiva y ordena que el MP retrotraiga el caso hasta las investigaciones iniciales, según refiere el entrevistado, sustentado esto en las falencias y debilidades con los que la Fiscalía pidió está prisión preventiva y en los nuevos standares aprobados por el último pleno de la corte suprema.

Hasta aquí lo anecdótico, aunque hay que añadir que el referido abogado arguye que este operativo fue una cortina de humo, un psicosocial, que tuvo como objetivo facilitar la fuga del cuello blanco César Hinostroza y ayudar a que don Óscar Altamirano logre conseguir ser presidente del Gobierno Regional Amazonas, ya que en el caso de la supuesta banda criminal estaban involucrados candidatos de la lista adversaria a la ganadora, no solo eso, resulta que los principales, demandantes como son Natalia flores y el señor Enrique Serván Santillán, así como otros que son testigos en los procesos, tanto de los “ilegales” como el de Atajopata, donde estos denunciantes, argumentan la propiedad de 316 hectáreas, han sido premiados con altos cargos en la Dirección Regional de Agricultura, en abierta contradicción ética y legal por qué estás personas tienen intereses de titulación que fuera denegada y que se dilucidaran en esa instancia regional, manifiesta el abogado Douglas Rojas.

“Pareciera que la banda criminal hoy está instalada en la dirección de agricultura, a vista, paciencia y complacencia de don Óscar Altamirano. interprete usted quién es el lobo, quién el cordero y quién organizó la telaraña”

Por: Pedro Bustamante / Con Aroma a Café #ESFERARADIO